MANTELES

Activar filtros

Los manteles de papel de celulosa son perfectos para un solo comensal o para mesas en las que haya un elevado número de ellos. Gracias a estos elementos, protegerás tu mobiliario de todo tipo de manchas. Además, es una mantelería muy sencilla de manipular, por lo que se convierte en una herramienta muy útil para preparar una mesa.

Entre los beneficios de utilizar manteles desechables de papel destacan la rapidez para colocarlos, retirarlos de las mesas y limpiar la zona. Otro de ellos es que ocupan mucho menos espacio que los de tela y se pueden almacenar de una manera diferente.

Su flexibilidad te da la oportunidad de personalizar el momento. Son muy prácticos, funcionales y dan rienda suelta a tu creatividad. Además, utilizar este tipo de manteles es muy higiénico y suponen un ahorro considerable en lavandería y planchado.

Contamos con dos modelos de manteles blancos desechables: individuales o para mesas completas. Ambos están fabricados con material de primera calidad y puedes adquirirlos a precios económicos.

Manteles desechables de hostelería

En el sector HORECA, los manteles desechables de papel son un gran aliado. Al ser un producto de usar y tirar, la preparación de las mesas se agiliza de manera considerable. Tras cada uso solo tienes que retirarlo y proceder a limpiar la mesa, con lo que también ahorrarás una suma de dinero considerable en lavanderías.

A pesar de tratarse de un mantel de papel, la calidad no hay que dejarla en segundo plano. Es importante que su acabado sea absorbente y grueso. De este modo, estás enviando a tus clientes un mensaje importante: «cuido la calidad de todo lo que vas a utilizar o consumir».

Utilizar un mantel de papel no implica que tu establecimiento no sea elegante. De hecho, cada vez es más habitual encontrar manteles desechables en la hostelería. Lo importante es la manera en que presentes la mesa y causar una buena impresión

Tenemos disponibles manteles desechables de hostelería como los manteles individuales que puedes utilizar para los menús del medio día. Pero también hemos pensado en las noches, en las que suele utilizarse un mantel que cubra la mesa por completo. De este modo, la mesa queda con un aspecto más elegante.


Hazte con tus manteles de papel y agiliza tus servicios.